Señor Sofá

Es una inversión. Una pieza de mobiliario protagónica para la sala o el ‘family’. Es donde te sentarás a conversar con amigos y donde se tirarán todos -incluídos perros y gatos- a ver televisión.

Lo cierto es que para muchos resulta un reto eso de escoger el sofá adecuado. ¿En tela o piel? ¿Blanco, ‘beige’, gris o negro? ¿Recto o de dos piezas? Son muchas las interrogantes que nos llegan mientras vamos mirando de tienda en tienda.

Decidir su color no es tarea fácil. Recuerda que un tono neutral te facilitará el resto del proceso pues te dará la libertad de cambiar los accesorios cuando quieras. El blanco es atemporal y se adapta a infinidad de tonalidades y accesorios. Asegúrate que su textil sea resistente a manchas. 

El crema o ‘beige’ también te ofrece calidez en los espacios y te da flexibilidad a la hora de combinar con el resto del ambiente. El marrón ha caído un poco en desgracia desde que el gris se convirtió en un color tan popular. Eso sí, sigue siendo neutral y clásico.

El gris va muy bien con tonos cálidos de madera y con piedra. Le quedan bien infinidad de colores en combinación. Oculta el sucio muy bien, así que es una gran alternativa cuando hay niños en casa.

Aquí varias alternativas en tiendas locales. Fíjate en las posibilidades que tienes para accesorizarlos, para darle color o mantenerlo neutral.